Fujifilm X-M1, Prueba

Fujifilm X-M1 Raulgorta en modo ráfaga Fotografía, fotoperiodismo y Social Media

Cámara Fujifilm X-M1junto al objetivo de kit Fujino XC 16-50 f/3.5-5.6

Hoy queremos presentaros un pequeño análisis o review de la Fujifilm X-M1. Tras un par de meses pudiendo utilizar esta cámara sin espejo de objetivos intercambiables, podemos daros algunas conclusiones, sobre lo que podéis esperar de ella. La Fuji X-M1 es el modelo más asequible de la gama Fuji X que monta el afamado sensor X- Trans , hasta ahora reservado a modelos con una vocación más profesional, como la Fuji X-Pro1, la  la X-E1, y la Fuji  X-100S. Si bien es cierto que existe un modelo aún más asequible dentro de la gama X, la X-A1, está no monta este sensor y X-Trans y se conforma con un CMOS convencional y una velocidad de ráfaga más modesta. Eso sí, el resto de prestaciones son idénticas, incluída la pantalla basculante con 920.000 puntos de resolución y la conexión Wi-Fi integrada. Así que si nuestro presupuesto es muy ajustado, puede ser una opción a tener en cuenta.
Pero volvamos a al X-M1 que nos ocupa hoy. En primer lugar, es interesante destacar que este análisis, no pretende aportar resultados técnicos de laboratorio sobre la calidad de las imágenes o el rango dínamico del sensor, sino conclusiones sobre la cámara, su uso y los resultados obtenidos, desde el punto de vista de un usuario aficionado. Al final de esta prueba, podéis encontrar enlaces a dos análisis técnicos en profundidad sobre los resultados que ofrece la cámara.
Para comenzar a analizar la cámara, vamos a centrarnos en los aspectos relativos a su diseño, construcción  y ergonomía. Sigue leyendo